Recomendaciones Nutricionales ante la crisis del Covid-19

Dra. Karol Delgado. Nutricionista. CPN: 748-11

Ante la situación que estamos viviendo actualmente con respecto al Covid-19 les compartimos algunas recomendaciones de alimentación y nutrición para aumentar la repuesta de nuestro sistema inmunológico y asegurar el buen funcionamiento de nuestro sistema respiratorio.

Cabe aclarar que no existe un tratamiento nutricional específico para prevenir o disminuir el contagio con Covid-19. Las siguientes recomendaciones van dirigidas a disminuir los síntomas relacionados con problemas respiratorios y cómo podemos reforzar nuestro sistema respiratorio.

El objetivo nutricional va enfocado a prevenir una pérdida de peso significativa y la deshidratación, dado que frecuentemente los síntomas causados por el Covid-19 van relacionados a la falta de apetito y la deshidratación, esta última ocasionada por la fiebre.

Actualmente en Costa Rica ya existen 158 casos confirmados por lo que hacemos un llamado a la población sobre la importancia de llevar una alimentación variada, saludable y una adecuada hidratación.

Sabemos que posteriormente viene también un proceso de recuperación donde la alimentación es un pilar fundamental.

 

Algunas de las siguientes recomendaciones han sido implementadas en España en pacientes diagnosticados con una sintomatología leve y que se encuentran en sus hogares en proceso de recuperación, según la Academia de Nutrición y Dietética y del Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas.

1. Mantener una adecuada hidratación.

La hidratación es fundamental, se debe asegurar el consumo de 2 litros de agua al día, aún en personas donde la sensación de sed se ve disminuida.

Se aconseja el consumo de caldos por ejemplo de pollo, res y pescado, sin grasa preparados con condimentos naturales, poca sal y acompañados con verduras de texturas suaves, para aumentar el valor nutricional.

También se puede implementar el consumo de gelatinas sin azúcar en aquellas personas donde la sensación de sed se ve disminuida.

No se recomienda el consumo de bebidas gaseosas o altas en azúcar como por ejemplo jugos de frutas envasados.

2. Consumir 5 porciones de frutas y vegetales diarias.

Se recomienda incluir frutas y vegetales de diferentes colores a nuestra alimentación para garantizar el suministro de una mayor cantidad de nutrientes esenciales.

Se debe consumir por lo menos 3 porciones de fruta y 2 de vegetales. Podemos optar por la opción de pures o cremas en aquellas personas que presenten algún problema de deglución.

En este grupo de alimentos encontramos vitaminas y minerales que tienen un efecto protector importante y aseguran el buen funcionamiento de los pulmones, algunos ejemplos son los siguientes:

Nutriente Fuente de Alimentos Efecto
Vitamina A Hortalizas de hojas verdes, frutas y vegetales verdes, anaranjadas y amarillas. Cebolla, ajo, zanahoria, mango, ciruelas, melón, kiwi, brócoli. Efecto antioxidante que ayuda a evitar las infecciones del sistema respiratorio.

Ayuda a sanar los pulmones y evitar el deterioro.

El ajo por ejemplo es antiséptico y uno de los mejores antibióticos naturales junto al jengibre.

Betacarotenos Vegetales y frutas de color anaranjado, amarillo o rojo.

Papaya, pimientos, calabaza, tomate, melocotón, mango, melón.

Aumenta las defensas.

Favorece la regeneración de mucosas dañadas e inflamadas.

Gran aliado en el asma y bronquitis o pacientes con EPOC.

Vitamina C Naranja, mandarina, limón, manzana, kiwi, tomate. Antioxidante

Propiedades antiinflamatorias.

Acelera la regeneración de tejidos.

Fitoquímicos que ayudan al buen funcionamiento de los pulmones.

Vitamina D Pescados grasos (salmón, atún), hígado, queso, huevo, leche y cereales fortificados. Fortalece el sistema inmunológico, ayuda a combatir infecciones y previene enfermedades respiratorias.
Vitamina E Coco, aceite de oliva, aceitunas, aguacate, semillas secas, espinacas, yema de huevo, brócoli. Neutraliza radicales libres.

Ayuda a combatir el estrés oxidativo de los pulmones.

Reduce el riesgo de enfermedades pulmonares.

Vitamina B9 (ácido fólico) Fresas, pasas, nueces, cebolla, zanahoria, aguacate. Ayuda a sanar los pulmones de los daños ocasionados por el fumado.
Zinc y

Selenio

Pollo, pescado, mariscos, productos lácteos, productos integrales. Aceleran la recuperación en los pulmones.

Antioxidante.

Aumenta la respuesta inmunológica.

Magnesio Leguminosas: lentejas, garbanzos, frijoles. Mejora la capacidad de expansión de los pulmones.

Efecto antiinflamatorio.

Omega 3 Pescado, mariscos, aguacate, nueces, linaza, aceite de soya y canola. Acción antiinflamatoria.

Efecto protector ante contaminantes externos.

Mejora la función pulmonar.

 

3. Preferir el consumo de productos integrales.

Se recomienda el consumo de productos integrales procedentes de grano entero, por ejemplo, pan, arroz, cereales, pastas.

En la medida de lo posible se debe evitar el consumo de galletas dulces, productos de pastelería y panadería, ya que el consumo de alimentos altos en azúcar tiende a disminuir la respuesta de nuestro sistema inmunitario.

4. Consumir de 2 a 3 porciones de lácteos.

Se aconseja consumir leche o yogurt, bajos en grasa.

5. Consumo moderado de productos de origen animal.

Es preferible elegir carnes blancas, bajas en grasa, como, por ejemplo, pollo, pescado, pavo.

Tratar de evitar el consumo de embutidos, fiambres y carnes con alto contenido de grasa. Asimismo, se recomienda utilizar técnicas de cocción como a la plancha, al horno, asados, o guisos con poca grasa.

6.Incluir el consumo de frutos secos, semillas.

Evitar el consumo de estos productos fritos, azucarados, o salados.

En algunas preparaciones como cremas, pures y ensaladas se puede agregar en cantidad moderada, aceite de oliva que es rico en ácidos grasos esenciales.

7. Evitar las comidas altas en azúcar, sodio (sal) y grasa.

Evite las comidas rápidas y los alimentos procesados, recuerde que entre más frescos sean los alimentos se asegura la calidad de los nutrientes.

Hay que tomar en cuenta que en periodos de aislamiento social o cuarentena el consumo de estos alimentos puede aumentar el riesgo del sobrepeso y obesidad, así como agravar la condición de personas con enfermedades crónicas.

Si usted se encuentra en cuarentena evite el sedentarismo, recuerde seguir estas recomendaciones y realizar actividad física de 30 a 45 minutos diarios. Trate de realizar actividades en familia y que no meriten salir de su hogar.

Si va al supermercado procure llevar una lista de los alimentos de lo que realmente necesita para que sus compras se hagan de manera responsable, saludables y sin excesos.

Durante las preparaciones tome todas las precauciones sobre la adecuada manipulación de alimentos para garantizar la inocuidad.

Recuerde acatar y poner en práctica las recomendaciones generales para prevenir el contagio del Covid-19 brindadas por el gobierno y las autoridades de salud.

#QuedeseEnCasa

Referencias bibliográficas:

  • Academia de Nutrición y Dietética y del Consejo General de Colegios Oficiales de Dietistas-Nutricionistas. “Recomendaciones de alimentación y nutrición para la población española ante la crisis sanitaria del COVID-19”. España.2020.
  • Mahan, L.K.,& Escott . Stump. “Krause Dietoterapia” España. Elsevier Masoon. 2009.
  • Mataix J. et al. “Nutrición y Alimentación. Nutrientes y Alimentos”. Barcelona, España: Editorial Océano. 2005.
  • Román C. et al. “Papel Inmunomodulador y antioxidantes del zinc y el selenio en el tratamiento coadyuvante de las infecciones respiratorias graves”
  • Ministerio de Salud. Reporte diario de la situación Nacional Covid-19” Costa Rica. 23 marzo 2020.
Compartir
Artículo anteriorCafé Britt dona 25 mil chocolates de pascua entre los principales centros de emergencias y áreas de salud del país
Artículo siguienteProductores cartagineses se reinventan para afrontar la pandemia
Alejandro Madrigal Ramírez; costarricense, administrador, gastrónomo; actor y un convencido de la gastronomía como motor de desarrollo de los pueblos. Es Co fundador de la Fundación Costarricense de Gastronomía, FUCOGA. Ha sido Coordinador Ejecutivo del Plan Nacional de la Gastronomía Costarricense Saludable y Sostenible, PNGCSS, que ha tenido un impacto revolucionario en la culinaria de su país en los últimos seis años. Es además Subcoordinador de la Comisión de Asuntos Internacionales de la Asociación Nacional de Chef de Costa Rica. A su carrera se suman la experiencia de dos décadas en cargos de gerencia como Director Ejecutivo de instituciones gremiales del sector de la gastronomía y el turismo, la Cámara Costarricense de Restaurantes y Afines, CACORE, la Asociación Nacional de Chef de Costa Rica, el Instituto de Publicidad, La Cámara de Control de Mediciones y Administrador del Teatro Popular Melico Salazar, la Fundación Fantasía Folclórica, entre otros.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here